Leyenda de Cerro Blanco

Cuenta la leyenda, que una vez, un grupo de personas andaban muy cansados, cantando plegarias y pedían en sus súplicas calmar el hambre y la sed que padecían. Cuando, de un momento a otro, vieron a un cóndor bajar del cielo y convertirse en hombre.

Leyenda de Cerro Blanco - Hombre Condor
Leyenda de Cerro Blanco | Hombre Condor by genzoman

Abrumados por las sequías, hombres y mujeres andaban sin descanso, cantando plegarias, pidiendo en dichas súplicas calmar el hambre y la sed que padecían. En tal desesperación vieron a un hermoso Cóndor que bajó del cielo y se convirtió en hombre. Todos quedaron asombrados de tal prodigio y regresaron a sus casas para esperar el buen augurio que este Señor de las Alturas les había dado en señal de sus plegarias.

Luego que el hombre cóndor recorrió arenales y quebradas apareció en la puerta de la vivienda de una hermosa mujer, hija del Curaca y le ofreció a cambio de amarlo darle a su pueblo el elemento vital de la naturaleza para que en la tierra germinen las plantas. La mujer accedió y como el extraño hombre era conocedor de los misterios de la naturaleza se la llevó a las montañas y le dijo que llorase por su pueblo. Y lloró durante muchos días: fue tan grande su sentimiento que las lágrimas perforaron el suelo y se convirtieron en un gran rio que llegó hasta el valle donde vivía.

El extraño hombre volvió a transformarse en Cóndor y diciéndole a la mujer que era el Señor de las Alturas le pidió su alma. Bajaron hasta la parte alta del valle de Nasca y la mujer dejó su cuerpo convirtiéndose en un gigantesco Cerro Blanco.

Leyenda de Nazca - Cerro Blanca | La Dama de blanco Y el hombre Condor
Leyenda de Nazca – Cerro Blanca | La Dama de blanco Y el hombre Condor

Dicen, que cuando ven al Cóndor volar sobre el cerro, anuncia venidas de agua. Y cuentan también que el Señor de las Alturas, queriendo premiar la fidelidad de esta mujer envía sus favores a todos los habitantes de la región. Por ella el dios del agua llena perennemente los manantiales eternos.
Una vez al año se colocaban ofrendas en la cima del Cerro Blanco para pedir a la Diosa de los cerros el flujo continuo de agua en los puquios.

Las pruebas se encuentran en los tiestos desparramados en dicho cerro mucho de ellos untados con oro en polvo como el cántaro llamado Ilipipipy, que reverbera a la luz de la Luna y que está llena de cenizas de huarango para que de ésta manera las plegarias lleguen en forma directa a los espíritus y dioses.

Una tradición nasqueña refiere que los antiguos habitantes de estos valles tenían por costumbre realizar en sus fiestas patronales. Hacer fogatas con troncos de huarangos, porque este árbol representa a la vida. Luego de muchos bailes en las cementeras libaban, danzando alrededor de las «estaquearías» de los templos y de las zonas secas. Cuando las fogatas se apagaban, las cenizas eran guardadas en cántaros para ofrendarlas en otras ceremonias a la Diosa de los cerros que era una deidad vinculada a la fecundidad, la que unían los elementos reproductores de la naturaleza.

En la pampa donde están trazadas las líneas de Nasca se han encontrado trozos de carbón vegetal en pequeñas áreas rodeadas de piedras.

Extraído de «Misterios y símbolos de la Cultura Nasca».

La Duna más alta del Mundo

A un suspiro de Nasca se levanta Cerro Blanco, considerada la duna más alta del planeta, cuya cima es asaltada aventureros y audaces cultores del sandboard.

En 1956 Jose María Arguedas asistió a una sesión espiritista en Nasca en la cual un curandero apelaba a varios dioses tutelares para curar a un enfermo. La principal invocación era a Cerro Blanco, ubicado una veintena de kilómetros al Este de la ciudad de Nasca y que actualmente es todavía objeto de veneración por parte de la población local. Así lo constató el explorador Víctor Villanueva, donde encontró ofrendas y flores al pie de esta descomunal duna, que con sus 2076 metros de altura no tiene rival en el planeta.

Nasca y sus líneas y su calor irreverente reciben al viajero. Allí hay que desviarse de la Panamericana y agarrar la carretera que se dirige a Puquio y las alturas de Pampa Galeras. A 25 kilómetros al Este de Nasca, tras una fuerte subida, la carretera pasa por la espalda de Cerro Blanco. Es entonces que se inicia la caminata a 1500 metros de altura. Primero todo es pedregales y tierra. Por eso algunos descreídos afirman que Cerro Blanco tiene corazón de piedra. Pero a los 1800 metros de altura la arena se hace presente y los pies empiezan a ser engullidos por esa mole blanca. Después de casi cinco horas se llega a la cima.

En la Cima de Cerro Blanco
En la Cima de Cerro Blanco

Luego uno se siente en un estado ingrávido, casi catatónico, sin capacidad de reaccionar ante el magnífico y a la vez desolado panorama que se despliega en cualquier dirección. Posteriormente se desciende hacia el Oeste, acompañando al sol. Cuatro horas después, con el cielo pintado de rojo, se llega a los extramuros de Nasca.

Dice la leyenda que Illa-kata (montaña más elevada de Pampa Galeras) era el señor de las alturas. Tunga, el señor de la costa, le robó a su mujer. Cuando Illa-kata se enteró rugió con voz de trueno.  Ella lo oyó y rogó a Tunga dejarla morir. Tunga, la cubrió con harina de maíz de sus valles. Así nació la gran duna de Cerro Blanco, con un ojo en la cordillera y otro en el mar.

Excursión en Cerro Blanco | Turismo en Nazca

Turismo en Nazca en Cerro Blanco
Turismo en Nazca en Cerro Blanco

Dónde: A 160 km de la ciudad de Ica (2 horas y 50 minutos) hasta las faldas de la Duna.

Recomendaciones:  El ascenso a Cerro Blanco es exigente, para esta excursión es necesario vestir ropa ligera ya que en el desierto hace mucho calor, especialmente si la realizas durante los meses de verano (diciembre a marzo), donde la temperatura promedia es de 35º C, durante el día.

Qué llevar: Si realiza esta excursión por la tarde se recomienda traer una chaqueta, ya que podría haber vientos fríos.
Se recomienda llevar buenos zapatos de caminata y media gruesas. También se recomienda traer agua, gorra, y protector solar.

Campamento: No hay establecimientos de hospedaje cerca a Cerro Blanco por lo que es mejor hospedarse en la ciudad de Nasca. Es posible acampar en la cima de Cerro Blanco pero hay que hacerlo por la tarde.

VAMPIRO DE NASCA

Nasca de 1935, era un tranquilo y apacible distrito de la Provincia del Litoral de Ica, era en esos momentos un villorrio de callejuelas estrechas y chuecas como un gusano, de casitas con armazón de palos de cayacazo, o tijerales de huarango y durmientes de cualquier árbol seco que sirviera para estos fines, y paredes de adobón y quincha; gobernaba en el centro del pueblo una Iglesita del mismo material, y una pequeña y descampada área con pretensiones de plazuela, allí habían unos naranjitos agrios resecos y polvorientos que daban una pobre sombra ante el inclemente sol del lugar, los pobladores eran en su mayoría gente laboriosa, pequeños propietarios o comerciantes, empleados públicos, y alguno que otro de nivel medio.

Vampiro de Nasca
Leyendas de Ica, Vampiro de Nasca

En medio de esta pueblerina y monótona vida, más preciso en agosto de 1935 se suscitaron hechos que resultaron siniestros para algunos y de venganza para otros, aparecieron muchos caballos muertos, todos ellos con heridas de puñal en los ijares de los equinos; que morían desangrados. Entre los trastos se encontraba algunos jarrones vacíos en donde recibían la sangre.

LEYENDA CHUPA SANGRE?

Los comentarios decían que eran hechos de venganza, más otros atribuían a algún ser maligno “chupasangre” que bebía para saciar su sed de vampiro; estos execrables sucesos alarmaron a todo el pueblo, la recién estrenada Guardia Civil redoblo su vigilancia pero sin el éxito deseado y no lograba descubrir al autor de estos siniestros sacrificios.

Esto avivaba más la fantasía lugareña que afirmaba que a la hora más oscura de la noche aparecía una gigantesca figura que cruzaba los solitarios potreros en busca de nuevas víctimas y todos los pobladores evitaban el trance de tropezar con este maligno ser.

Para colmo de males se consignó la muerte de tres caballos más, siempre con las profundas heridas en los ijares de los nobles animales, estos hechos causaron un gran revuelo que llego hasta las autoridades Prefecturales por medio de sendos telegramas enviados por gentes notables del lugar, llegando la noticia a las rotativas de los diarios más importancia de la capital.

La Guardia Civil y sus pocos efectivos hacían denodados esfuerzos para atrapar al “vampiro” invocando la ayuda del Párroco Alberto Rossel Castro, para que ayude a bendecir a o exorcizar cuando se atrape al este maligno ser.

Pero sucedió un hecho más con este mismo modus operandi en el pago de Pangaravi que se le achacó al “vampiro de Nasca”, el caballo era de don José Ramírez residente del lugar, esto hizo que la población y sus autoridades exigieran a la Guardia Civil más celeridad ante la alarma general del pueblo.

captura del Vampiro de Nasca

Los “Guardias” Javier Luna y Amaro Aguayo del puesto fueron designados por la superioridad de Ica para que se ocuparan de resolver este caso, con esta misión salieron a recorrer a mula toda la campiña en las oscuras noches y recoger indicios y por fin capturar al infame, hasta que dieron con un sospechoso que se le había visto incursionando a oscuras por la chacras, hasta que fue detenido el susodicho de nombre:

Edelmiro santa Cruz de 28 años, natural de Nasca, quien después de largas interrogaciones confesó ser el autor de las matanzas aconsejado por un curandero de Cachiche, quien le dijo que para curarse del dolor de una fractura debía beber sangre de caballo para terminar con esos terribles dolores.

REYNA Sarah Hellen en la ciudad de Pisco

LA REYNA VAMPIRO SARAH HELLEN
REYNA VAMPIRO | Leyenda Sarah Hellen en la ciudad de Pisco

Con el pleno esclarecimiento pleno de los hechos volvió la calma para los pobladores de Nasca y sus alrededores, dejando de circular las fantásticas historias de vampiros y seres resucitados de ultratumba.

¡DÍA DEL PISCO SOUR!

Perú ama tanto su emblemático coctel que el gobierno peruano ha declarado el primer sábado de febrero Día Nacional del Pisco Sour, Día Nacional del Pisco Sour.
Hecho en Ica - Pisco Sour
Un país que dedica un día a celebrar un cóctel no puede ser tan malo, ¿o sí?

Día del Pisco Sour que se celebra el primer sábado de febrero de cada año.

Con el paso de los años, el pisco sour se ha vuelto parte de la identidad nacional del peruano. Ya sea para celebrar un triunfo de la selección peruana de fútbol, o para festejar el Día de la Canción Criolla, esta bebida siempre está presente. Se volvió tan indispensable y tradicional como degustar un buen ceviche.

Por esa razón, el pisco sour fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación en el año 2007 por el Instituto Nacional de Cultura (INC), y se decretó el primero sábado de febrero de cada año como su día conmemorativo. Y, a puertas de una nueva celebración, te contamos mucho más para disfrutar doblemente de un delicioso pisco sour.

¿En qué parte nació el pisco sour?

Según la costumbre popular, esta bebida apareció por primera vez en 1920 en el desaparecido bar ‘Morris’, que funcionó entre 1915 y 1933 en Lima, el cual se encontraba en la calle Boza, hoy Jirón de la Unión. Curiosamente, el dueño del bar, Victor Morris, quien primero hizo una variación del whisky sour usando pisco peruano.

Sin embargo, la forma en que se prepara hoy en día fue establecida en 1993 en el ‘Maury Hotel’.

Eloy Cuadros, barman summa cum laude en el histórico Hotel Maury de Lima, nos dice que después de que Morris inventara el pisco sour, Maury lo perfeccionó. El caso es que mientras el Morris ya no está, el Maury todavía lo está y espera vender cerca de cuatro mil pisco sours el 2 de febrero.

En Ica, donde se destila la mayor parte del pisco peruano, también habrá una fiesta del pisco sour.

¿Desde cuándo se celebra el Día Nacional del Pisco Sour?

Esta fecha especial se festeja cada primer sábado de febrero desde el año 2004. Todos estos esfuerzos por revalorar nuestra bebida, tienen relación la importancia de la denominación de origen del “pisco” como un destilado que se produce en el Perú. Otros países que la reconocen como exclusiva del Perú son Israel, Indonesia, India, Sudáfrica, Bolivia, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, República Dominicana, México y Nicaragua, entre otros.

Como se recuerda, existe una controversia entre Perú y Chile por la denominación de origen del pisco. El litigio ha llegado a tribunales internacionales, donde Perú ha resultado varias veces ganador. Uno de los últimos casos se dio en India el 2019, cuando este país resolvió darle a Lima los derechos exclusivos sobre la denominación de origen a la bebida producida en el Perú.

«La lima y el mejor pisco del Perú, mezclados siguiendo la receta tradicional de los antiguos peruanos, dan vida a una experiencia de sabor intenso. Disfrútalo. Con cuidado».

El pisco derrotó al escocés y su whisky, al mexicano y su tequila, al ruso y su vodka…

PISCO SOUR GANADOR - HECHO EN ICA
GANADOR POR DONDE LO VEAS EL PISCO!!!

Happy Pisco Sour Day!

Biografía de María Reiche

María Reiche, la guardiana del misterio del desierto de Nazca, se enamoró de la nada del desierto y en él dio su vida. A él dedicó su existencia en solitario: a investigar, elucubrar, descubrir, limpiar, cuidar y conservar algo que pasó de misterio indescifrable y desconocido por la mayoría a atracción turística demasiado visitada. En la inmensidad de la llanura peruana había unas líneas geométricas imposibles de entender y a las que la científica alemana se empeñó en dotar de significado.

La Guardiana Del Desierto - María Reiche - Líneas de Nazca
Personaje Ilustre de Nasca Perú

DONDE NACIÓ LA DAMA DEL DESIERTO?

Nació en Dresden el 15 de mayo, del año 1903. Fue la mayor de tres hermanos y, tras una infancia feliz, pudo estudiar matemáticas, física y geografía en la Universidad Técnica de Dresde y Hamburgo, en la que se graduó en 1928.

UNA CITA CON EL DESTINO

Cusco, 1932. Cuatro años después de graduarse de la Universidad Técnica de Dresde y Hamburgo, donde estudió matemáticas, física y geografía, María Reiche recibe la oportunidad de cumplir su ilusión de salir de su país. Acepta la oferta de trabajar como tutora privada de los hijos del cónsul de Alemania en Cusco.

Nacida en Dresden en 1903, María vivió su juventud en uno de los periodos más turbulentos de la Historia humana: la Primera Guerra Mundial y el periodo de entreguerras. El periodo también forja su actitud ante la vida. María Reiche era una mujer aventurera, de gran curiosidad y decisión. Llegó al Perú casi por casualidad, sin imaginar que en este país de hermosos paisajes andinos encontraría la pasión que cambió su vida. 

Pasó tres años en Cusco y se instaló en Lima, donde trabajó restaurando textiles precolombinos en el Museo Nacional de Perú y traduciendo textos para intelectuales de la época, entre ellos Julio C. Tello y Paul Kosok. Es en ese contexto donde despertó su interés por la arqueología peruana. Se había enamorado del Perú.

Pero regresó a Alemania en 1936, obligada por las leyes del  régimen de Adolf Hitler, que obligaban a todos los alemanes a volver a la patria. “En las primeras cartas que envió desde Perú a su hermana y a su madre, Maria relata que se había enamorado del país y su gente y que no deseaba retornar a Alemania”, explica Christiane Richter, autora de numerosos textos sobre las Líneas de Nasca y presidenta de la Asociación Dra. Maria Reiche en una entrevista a la Deutsche Welle.

Cuando en 1941 tuvo la posibilidad de viajar a Nasca con el arqueólogo Paul Kosok, nunca volvió a salir del Perú. 

MISTERIO EN EL DESIERTO

Kosok ya había descubierto las líneas de Nasca 1927. Había calculado que los dibujos fueron hechos entre los años 200 a.C. y el 500 d.C., en un área de unos 450 Km2, y solo podían apreciarse desde el aire. El arqueólogo las llamó “el libro astronómico más grande del mundo”, que marcaba los solsticios de invierno y verano. 

Durante su trabajo con María Reiche, le mostró fotos que había tomado a las líneas desde un avión. Ella se apasionó a tal punto que en 1948, cuando Kosok se fue del Perú, asumió su trabajo. Pero había un misterio por resolver y mucho por proteger: además del misterio sobre su uso en la sociedad Nasca, las líneas estaban dibujadas en bajo relieve, con surcos sobre la arena y era muy fácil pisarlas sin querer y destruirlas.  

Lineas de Nasca
Las Líneas de Nasca solo pueden verse desde el aire, por eso muchos piensan que tuvieron significados rituales

Durante décadas, María Reiche se dedicó a ambas tareas. En el campo académico, confirmó que muchas de las Líneas de Nasca guardan relación con los solsticios y elaboró la teoría de que se trataba de un calendario astronómico, llegando a la conclusión de que estaban destinadas a fijar los ciclos y los cambios climáticos en las sociedades agrarias de la civilización Nasca. 

También las catalogó: al trazar el mapa del área investigada con la ayuda de la Fuerza Aérea Peruana descubrió que las figuras representan 18 diferentes tipos de animales y aves, además de cientos de figuras y formas geométricas. 

Pero para poder estudiarlas, el mayor reto era cuidarlas. María Reiche se instaló en el desierto, en una cabaña. “Probablemente vivía sin electricidad ni agua”, explica César Coloma Porcari, investigador del patrimonio cultural peruano a BBC Mundo. «Cualquier persona podía pasar por encima de las líneas porque no se ven desde el suelo. Ella se dedicó a tratar de evitar eso y lo logró. Tuvo la gran valentía de defender el lugar», agrega. 

En 1993 las Líneas de Nasca se convirtieron en reserva arqueológica y parte del Patrimonio Cultural de la Nación de Perú. Desde 1994, el Comité de la Unesco las declaró Patrimonio de la Humanidad. María Reiche nunca se cansó de amarlas, estudiarlas, protegerlas y enseñarlas al mundo. 

COMO SE LE CONOCE A MARÍA REICHE?

  • Dama de Nasca
  • Guardiana del Desierto
  • La Dama de la Escoba
  • La mujer escondida tras las líneas de Nasca
  • La Loca de la Escoba
  • La Mujer que Barría el Desierto
  • La Dama de la Pampa

DATOS CURIOSOS DE LA DAMA DE LA PAMPA

Pampa de Nasca, finales de los años 40. Una joven María Reiche vive desde hace unos meses en una choza, sin electricidad, ni agua corriente y todos los días barre el desierto. Los pobladores la consideran «casi tan extraña como las líneas mismas». Pero ella tiene una misión. Sabe que en esa aparente nada, tan inmensa como sus sueños, existe un tesoro y ella está decidida a protegerlo y estudiarlo. 

Choza de María Reiche Personaje Ilustre de Nasca Perú

La primera noticia que se escribió sobre María Reiche tiene que ver con lo extraño de su trabajo. “Una vez un borracho la amenazó con una piedra, así que sacó su sextante y se lo apuntó. Al día siguiente los periódicos locales publicaron la historia de una espía alemana loca y armada entre ellos», cuenta su biografía en The Smithsonian Magazine.

Iba armada, sí. Pero con una mente matemática, cintas métricas, una brújula, su sextante -una herramienta que permite determinar la posición de los astros-, una libreta de mano y una escoba. De aquella manera, midió casi 50 figuras y mil líneas, e investigó su orientación astronómica. Pero además protegió el área, de unos 450 kilómetros cuadrados, hasta convertirlo en Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. 

Auto Volkswagen de María Reiche

Durante muchos años Reiche convirtió un viejo y desgastado Volkswagen Escarabajo en su casa para estar cerca de las enigmáticas y misteriosas figuras.

En 1949 María Reiche publicó su primer artículo sobre las líneas de Nazca: ‘Mistery on the desert. A study of the ancient figures and strange delineated surface’ (Misterio en el desierto. Un estudio de las figuras antiguas y la extraña superficie delineada). Gracias a sus investigaciones, que se prolongaron durante varias décadas, ahora disponemos de cientos de mapas, planos y fotografías de los diseños y figuras que pueblan aquella gran extensión.

Según la teoría de María Reiche, los habitantes de Nazca utilizaron esas figuras como sistema astronómico, calendario de lluvias y planificación de cosechas. Por ejemplo, al estudiar la figura de la parihuana o flamenco (que ocupa una superficie de 300 metros), Reiche descubrió que si “nos paramos en su cabeza en las mañanas del 20 al 23 de junio y seguimos con nuestra mirada la dirección del pico, podremos observar claramente la salida del sol, exactamente en un punto de un cerro ubicado en esa dirección”.

Aunque hasta la década de los 80 del pasado siglo la teoría de María Reiche fue la hipótesis más aceptada sobre las figuras de Nazca, posteriores investigaciones apuntan a que los geoglifos son manifestaciones de una tradición de organización social, así como de prácticas religiosas y conceptos culturales que desaparecieron debido a la desertización de la zona, aunque las figuras han llegado hasta nuestros días gracias a las condiciones climáticas especiales que se dan allí.

LINEAS DE NAZCA – ALIENÍGENAS ANCESTRALES

CARICATURA A LA DAMA DE LA ESCOBA

CARICATURA A LA DAMA DE LA ESCOBA
Homenaje de María Reiche en caricatura visto en OMAR & HUMOR

Y lo hizo hasta que no pudo más. Cuando en 1992, a sus 89 años, recibió la nacionalidad peruana, comentó “Yo les digo: yo soy chola”, mostrando su aprecio por el Perú. “Tengo definida mi vida hasta el último minuto. El tiempo será poco para estudiar la maravilla que encierran las pampas de Nasca, y ahí moriré”, apuntó una vez. Murió en Lima, a los 95 años. 

LA AHOGADA DE LA ACHIRANA

Cuando la guerra fría estaba en pleno proceso de congelación. Las guerras de Vietnam y Corea remecían al mundo por su barbarie y salvajismo, ocurre la historia que les voy a contar.

El Perú seguía siendo un lugar convulsionado, con caudillos mesiánicos que derrocaban a los aristócratas que seguían convencidos que el país era su chacra y los peruanos que vivíamos fuera de Lima éramos relleno a los que puso Dios para trabajar sus tierras.

Ica vivía sumida en el letargo de sus tardes veraniegas y el olor a chacra, a agua nueva. La campiña pobre, de parceleros criollos y mestizos que apenas sobrevivían con panllevar, mientras las grandes haciendas heredadas del virreinato o adquiridas gracias a los consolidados de Echenique, prosperaban enriqueciendo las arcas de sus propietarios.

Una de aquellas noches, fue invitado a una fiesta en la campiña José Eduardo, un joven caballero de cabello engominado, chamarra de cuero y moto negra cual corcel de guerra. Aquella nuestro amigo había estado celebrando como se celebraba en Ica: harta cachina, arroz con pato y buenos amigos.

Leyendas Iqueñas - LA AHOGADA DE LA ACHIRANA
Leyendas Iqueñas – LA AHOGADA DE LA ACHIRANA

Ya estaba cerca de las tres de la mañana cuando los festejados decidieron jugar a los carnavales aprovechando el agua que discurría por la Achirana, por lo que decide partir hacia su hogar. Disponía su marcha, cuando una joven de aproximadamente veinte años, lo abordó.

– Joven buenos días, veo que ya se va. ¿Podría acompañarme de usted para volver juntos? Lo que sucede es que vine con unas amigas pero ellas hace rato que se fueron dejándome abandonada sin nadie con quién retornar.

José Eduardo se sorprendió, pues no era usual que una chica hiciera tal pedido a un varón y menos desconocido. Sin embargo ante la belleza de la joven, no pudo ser menos galante y con una sonrisa tímida iniciaron la marcha.

La dama en cuestión vestía un coqueto conjunto blanco que dejaba a notar sus hermosos muslos aceitunados y una luenga cabellera azabache. Subió a la moto de un brinco tomando la cintura de nuestro amigo quien al contacto de su piel la sintió muy fría y ni tardo ni perezoso se despojó de la chamarra colocándola con sumo cuidado en la dama.

Al llegar a la ciudad, la chica indicó que su vivienda estaba a las afueras de la ciudad, por el arenal circundante al cerro Saraja, más precisamente a espaldas del cementerio.

Un golpe como de agua helada le recorrió la columna vertebral. Tantas historias se contaban de aquel paraje y más a aquellas horas de la madrugada donde las almas en pena, jarjachas y amortajados pululaban por sendas zonas baldías.

– No te preocupes amigo, déjame aquí. La luna esta clarita y puedo llegar caminando hasta mi casa –dijo la chica haciendo el ademan de bajarse de la moto.

– No hay manera –respondió José Eduardo– yo te llevo hasta la puerta de tu casa.

La moto arrancó enfilando su norte hacia aquel lugar. Llegados hasta la verja de fierro del cementerio, la chica le indicó el camino siguiendo el tránsito por la puerta de la morgue que por aquellos años lucia su tétrica mole al lado del camposanto. Unos minutos después arribaron al destino deteniendo la moto frente a una casucha de quincha y adobe. Una breve despedida y la chica ingresó a toda prisa a la casa llevándose puesta la chamarra.

Unos días después a golpe del medio día José Eduardo con el pretexto de recoger la prenda, tocaba la puerta arreglándose el cuello de la camisa y pasándose la mano por el engominado cabello. Una mujer mayor abrió la puerta.

– Señora buenos días. ¿Se encuentra Rosa Delia?

– Disculpe joven aquí no vive ninguna Rosa Delia.

– ¿Cómo no señora? Hace dos noches la traje aquí y ella ingresó a esta casa de una fiesta en La Tinguiña.

– ¿Qué dice joven? Usted está loco. Por favor retírese y deje de burlarse de mí.

José Eduardo puedo ver en la pared, a espaldas de la mujer dos cuadros a manera de fotografía. Una pareja que supuso la dueña de casa y su esposo, y al lado una joven que con rostro sereno lo observaba.

– Ella es. La chica del cuadro. Ella es Rosa Delia. ¿No qué no vivía acá?

La señora exhalando un suspiro volvió la vista y luego contempló el rostro del muchacho que insistente señalaba el cuadro.

– Acompáñeme joven –le pidió mientras cerraba la puerta- vamos a un lugar que le quiero mostrar.

José Eduardo confundido siguió a la mujer. Unos minutos después ingresaban al cementerio que a esa hora (mediodía) lucía solitario, dejando que el eco de sus pasos retumbara con más fuerza de lo usual.

Dicen las viejas que el mediodía, hora del ángelus, las almas salen del purgatorio caminando tristes y melancolías por iglesias y cementerios, llorando el haber abandonado este mundo dejando atrás el calor de la vida.

LA AHOGADA DE LA ACHIRANA en Ica Perú
LA AHOGADA DE LA ACHIRANA – Ica Perú

En uno de los pasadizos, en el cuartel más viejo, entre los recovecos de su laberíntica edificación estaba una tumba. Allí en uno de los nichos, doblado con sumo cuidado, Jose Eduardo encontró su chamarra mientras que en la lápida una foto descolorida lo miraba sonriente.

– Rosa Delia, era mi hija. Murió ahogada en la Achirana durante los carnavales hace quince años. Desde aquel momento, algunos jóvenes han llegado a mi casa con la misma historia que usted narra.

José Eduardo salió del cementerio casi corriendo. Aquella noche había transportado en su moto (la que nunca más volvió a usar) a un espíritu que años después lo llamara desde las turbulentas aguas de la Achirana en medio de una borrachera.

Puedo testificar que esta historia es verdadera, porque la oí de labios de la hermana de José Eduardo cuando un día la acompañé al cementerio viejo a ponerle flores a la tumba del ahogado.

Oscar Calmet Altamirano

Ica: Atrapados por el tiempo

Leyendas Iqueñas: LA AHOGADA DE LA ACHIRANA

La Piedra de Alto Larán

En el departamento de Ica, encontraremos la famosa Piedra de Alto Larán, que es uno de los 12 distritos de la provincia de Chincha. No cabe duda que la leyenda de Chincha más famosa es otorgada a esta descomunal roca que obstruye la vía pública, y ni las autoridades se atreven a removerla pues estaría maldita.

Se trata de una piedra, que a pesar de haberse asfaltado el lugar, ha permanecido durante mucho tiempo en plena vía pública. Exactamente se ubica a una cuadra de la Plaza de Armas de dicho distrito.

FOTO, ANTIGUA - ACTUAL: La Piedra de Alto Larán | CHINCHA - PERÚ
FOTO, ANTIGUA – ACTUAL: La Piedra de Alto Larán | CHINCHA – PERÚ

Los pobladores de la zona lo consideran un patrimonio natural y ya forma parte de su folclore. Solo se limitan a observar y relatar su fantástica historia de generación en generación. ¿Pero, qué pasaría si alguien pretende sacarla del lugar?

Uno de los mitos señala que si se retira la roca, el mar se saldría por allí. Y aunque se especuló que sería cortada, aún sigue intacta. Ni siquiera el municipio se ha atrevido a sacarla, aunque no debería seguir ahí por motivos de seguridad.

La leyenda chinchana cuenta que hubo un hombre que engañó al diablo encerrándolo en el pozo cubierto con esa inmensa roca. ¿Quieres saber los detalles de la leyenda?

Leyenda de Chincha – La Piedra de Alto Larán

En el año 1899 en el distrito de Alto Larán vivía Don Pancho Magallanes; agricultor y padre de 10 hijos que se dedicaba a la siembra de naranjos; todos los años significaba solo pérdida por la plaga y la falta de agua.

Leyenda de Chincha - La Piedra de Alto Larán
La Legendaria Piedra Mitológica de Alto Larán

Con lo poco que vendía no le alcanzaba ni para comer; cierto día comienza a lamentarse: “ya no puedo más, otro año de mala cosecha” ¡Dios por favor acuérdate de mí! cansado de su mala suerte y sin saber que hacer, sale a media noche a meditar en su chacra, comienza a implorar bendiciones para sus tierras cuando de repente, oye una voz que repetía su nombre ¡Pancho! ¡Pancho!, muy asustado se pone de pie para ir corriendo a su casa, pero se detiene y decide caminar hacia la voz; al acercarse una sombra le dice: “hola Pancho soy Satanás vengo ayudarte porque he escuchado tus suplicas, dime lo que quieres y te lo daré”.

Él quedo atónito mirando fijamente al diablo, le dice no te asustes he venido para ayudarte y darte riquezas.

Pancho le dice: “como me vas a dar riquezas si soy ignorante solo tengo terrenos secos y con plagas”, pero dígame ¿cómo puedo tener riquezas?

Satanás le dice: “muy fácil, soy muy poderoso y te daré todo lo que pidas”.

Don Pancho le responde: te pediré que mis tierras sean fértiles y mi apellido nunca se termine, que todos mis descendientes lo lleven hasta que se forme un pueblo y mis tierras se expandan; que mis generaciones lo hagan producir.

Satanás le responde: “muy bien cumpliré tus deseos, tus hijos y nietos vivirán en esta tierra hasta formar un pueblo muy grande, el cual tendrá el nombre de Alto Larán, ¡ah! pero a cambio me darás tu vida a partir de hoy hasta el día que yo venga por ti”; está bien, ¡acepto el pacto!.

Después de haber transcurrido 30 años ya estando viejo y cansando habiendo disfrutado de la buena vida a lado de sus hijos y nietos, decide ir al sitio donde hiso el pacto; a darle las gracias a Satanás, cuando de repente escucho una voz que le decía: ¡Pancho!, ¡Pancho! sin asustarse como la primera vez, camina hacia la voz y le dice: ya sabes quién soy y a que he venido. ¡Sí!, le dice ¿y no te asustas?; no porque ya estoy viejo, enfermo y sin fuerzas te pido que me lleves, Satanás escucha y le dice muy bien vámonos; el a viva voz le dice eso hare pero antes quiero pedirte el último deseo ¿puedo?, el diablo le responde muy bien ¿Qué quieres?

Pancho dice: “quiero que me hagas un pozo de mil metros de profundidad para abastecer de agua mis tierras para el futuro”; muy bien le dice: satanás sin saber que el viejo le tenía algo preparado.

El diablo empezó a cavar y cavar, estando ya para llegar a los mil metros, Don Pancho Magallanes manda a sus peones traer una piedra inmensa de la quebrada de Aylloque y ordena tapar el pozo quedando atrapado Satanás para siempre. En la actualidad el pozo se encuentra tapado con la inmensa piedra, nadie se atreve a sacarla ni las autoridades de la zona porque se encuentra maldecida; si la roca es retirada, el mar de saldría por allí.

Cómo llegar – La Piedra de Alto Larán

La Piedra de Alto Larán está ubicada exactamente a 1 cuadra de la Plaza de Armas de Larán, tomando la calle Colón en la Av. Independencia.

Un recorrido de 2 horas y 52 minutos por la carretera de la Panamericana Sur, partiendo desde el Cercado de Lima, estarás llegando a la Plaza de Armas de Alto Larán.