Tour - ICA Perú

En el departamento de Ica, encontraremos la famosa Piedra de Alto Larán, que es uno de los 12 distritos de la provincia de Chincha. No cabe duda que la leyenda de Chincha más famosa es otorgada a esta descomunal roca que obstruye la vía pública, y ni las autoridades se atreven a removerla pues estaría maldita.

Se trata de una piedra, que a pesar de haberse asfaltado el lugar, ha permanecido durante mucho tiempo en plena vía pública. Exactamente se ubica a una cuadra de la Plaza de Armas de dicho distrito.

FOTO, ANTIGUA - ACTUAL: La Piedra de Alto Larán | CHINCHA - PERÚ
FOTO, ANTIGUA – ACTUAL: La Piedra de Alto Larán | CHINCHA – PERÚ

Los pobladores de la zona lo consideran un patrimonio natural y ya forma parte de su folclore. Solo se limitan a observar y relatar su fantástica historia de generación en generación. ¿Pero, qué pasaría si alguien pretende sacarla del lugar?

Uno de los mitos señala que si se retira la roca, el mar se saldría por allí. Y aunque se especuló que sería cortada, aún sigue intacta. Ni siquiera el municipio se ha atrevido a sacarla, aunque no debería seguir ahí por motivos de seguridad.

La leyenda chinchana cuenta que hubo un hombre que engañó al diablo encerrándolo en el pozo cubierto con esa inmensa roca. ¿Quieres saber los detalles de la leyenda?

Leyenda de Chincha – La Piedra de Alto Larán

En el año 1899 en el distrito de Alto Larán vivía Don Pancho Magallanes; agricultor y padre de 10 hijos que se dedicaba a la siembra de naranjos; todos los años significaba solo pérdida por la plaga y la falta de agua.

Leyenda de Chincha - La Piedra de Alto Larán
La Legendaria Piedra Mitológica de Alto Larán

Con lo poco que vendía no le alcanzaba ni para comer; cierto día comienza a lamentarse: “ya no puedo más, otro año de mala cosecha” ¡Dios por favor acuérdate de mí! cansado de su mala suerte y sin saber que hacer, sale a media noche a meditar en su chacra, comienza a implorar bendiciones para sus tierras cuando de repente, oye una voz que repetía su nombre ¡Pancho! ¡Pancho!, muy asustado se pone de pie para ir corriendo a su casa, pero se detiene y decide caminar hacia la voz; al acercarse una sombra le dice: “hola Pancho soy Satanás vengo ayudarte porque he escuchado tus suplicas, dime lo que quieres y te lo daré”.

Él quedo atónito mirando fijamente al diablo, le dice no te asustes he venido para ayudarte y darte riquezas.

Pancho le dice: “como me vas a dar riquezas si soy ignorante solo tengo terrenos secos y con plagas”, pero dígame ¿cómo puedo tener riquezas?

Satanás le dice: “muy fácil, soy muy poderoso y te daré todo lo que pidas”.

Don Pancho le responde: te pediré que mis tierras sean fértiles y mi apellido nunca se termine, que todos mis descendientes lo lleven hasta que se forme un pueblo y mis tierras se expandan; que mis generaciones lo hagan producir.

Satanás le responde: “muy bien cumpliré tus deseos, tus hijos y nietos vivirán en esta tierra hasta formar un pueblo muy grande, el cual tendrá el nombre de Alto Larán, ¡ah! pero a cambio me darás tu vida a partir de hoy hasta el día que yo venga por ti”; está bien, ¡acepto el pacto!.

Después de haber transcurrido 30 años ya estando viejo y cansando habiendo disfrutado de la buena vida a lado de sus hijos y nietos, decide ir al sitio donde hiso el pacto; a darle las gracias a Satanás, cuando de repente escucho una voz que le decía: ¡Pancho!, ¡Pancho! sin asustarse como la primera vez, camina hacia la voz y le dice: ya sabes quién soy y a que he venido. ¡Sí!, le dice ¿y no te asustas?; no porque ya estoy viejo, enfermo y sin fuerzas te pido que me lleves, Satanás escucha y le dice muy bien vámonos; el a viva voz le dice eso hare pero antes quiero pedirte el último deseo ¿puedo?, el diablo le responde muy bien ¿Qué quieres?

Pancho dice: “quiero que me hagas un pozo de mil metros de profundidad para abastecer de agua mis tierras para el futuro”; muy bien le dice: satanás sin saber que el viejo le tenía algo preparado.

El diablo empezó a cavar y cavar, estando ya para llegar a los mil metros, Don Pancho Magallanes manda a sus peones traer una piedra inmensa de la quebrada de Aylloque y ordena tapar el pozo quedando atrapado Satanás para siempre. En la actualidad el pozo se encuentra tapado con la inmensa piedra, nadie se atreve a sacarla ni las autoridades de la zona porque se encuentra maldecida; si la roca es retirada, el mar de saldría por allí.

Cómo llegar – La Piedra de Alto Larán

La Piedra de Alto Larán está ubicada exactamente a 1 cuadra de la Plaza de Armas de Larán, tomando la calle Colón en la Av. Independencia.

Un recorrido de 2 horas y 52 minutos por la carretera de la Panamericana Sur, partiendo desde el Cercado de Lima, estarás llegando a la Plaza de Armas de Alto Larán.