Archivo de la etiqueta: Personajes Ilustres

Cuento Orovilca

Es un cuento mágico, escrito por Arguedas, en base a las vivencias de su época de colegial en Ica. Este cuento lleva el nombre de una extinguida laguna cercana a la Huega, que el autor conoció en su adolescencia, poniéndole el tono de narrador autobiográfico y dejando escritas parte de sus vivencias en la costa peruana.

OROVILCA 🌴

Cuento Orovilca por José María Arguedas

JOSÉ MARÍA ARGUEDAS

Resumen del cuento orovilca es el siguiente,Orovilca es una ciudad situada en el valle de Ica, rodeado por sus hermosos animales, así como Chaucato, Chihuillu, guardacaballos, y los zorzales , visitado por los campesinos todos los días, quienes orgullosos trabajan acompañados por sus silbidos de estos hermosos pajarillos.

Seguir leyendo Cuento Orovilca

Personajes Ilustres

Lista de los PERSONAJES ILUSTRES de Ica

como en muchos lugares este departamento también cuenta con personas que por diferentes cosas que hicieron en su vida tuvieron diferentes logros que los hicieron muy recordados, claro unos más que otros y en diferentes campos.

  • ABRAHAM VALDELOMAR
  • SÉRVULO GUTIÉRREZ
  • JOSÉ DE LA TORRE UGARTE
  • VÍCTOR MANUEL MAÚRTUA
  • JOSÉ TORIBIO POLO
  • MANUEL PABLO OLAECHEA
  • CESÁREO CHACALTANA REYES
  • SEBASTIÁN BARRANCA
  • RAÚL PORRAS BARRENECHEA
  • GROCIO PRADO
  • DOMINGO ELÍAS CARBAJO
  • JUAN MANUEL MEZA
  • CARLOS PEDEMONTE Y TALAVERA
  • JUAN JOSÉ SALAS
  • HUGO SOTIL
  • ANTONIA MORENO DE CACERES
  • CATALINA BUENDIA DE PECHO
  • FRANCISCO PEREZ ANAMPA
Personajes Ilustres de Ica Perú
Imagen de los PERSONAJES ILUSTRES de ICA PERÚ

ABRAHAM VALDELOMAR

Abharam Valdelomar de Ica

Apenas vivió 31 años, pero en su corta vida conoció la fama y fue admirado como un auténtico valor de las letras peruanas. Abraham Valdelomar nació en Ica el 27 de abril de 1888.

Como narrador introdujo los elementos del modernismo concibiendo la creación literaria como un arte y como la expresión de un mensaje.

Valdelomar tuvo preferencia por el cuento y la novela, pero no limitó su producción literaria a este género. Escribió para el teatro y fue ensayista depurado, estricto, bien informado y metódico.

Muy pequeño fue llevado a Pisco y allí transcurrió su infancia. Los años en el puerto marcaron una huella indeleble en la personalidad de Valdelomar y en su obra literaria aparece siempre la evocación pueblerina, las remembranzas hogareñas, el paisaje del puerto.

Se sintió atraído por lo incásico y describió con admirable maestría los usos y costumbres de la vida cotidiana en el antiguo Perú. Su cuento «Camino hacia el sol» nos ofrece un cuadro brillante, cargado de imágenes del Tahuantinsuyo.

Ingresó en el periodismo, no como redactor sino como dibujante, trabajando en Aplausos y Silbidos, GilBlas, Ilustración Peruana, Actualidades y otras publicaciones. En 1910 aparecen sus primeras cró-nicas. La municipalidad de Lima premia su obra Con la argelina al viento y se publican sus primeros cuentos: «La ciudad de los tísicos» y «La ciudad muerta».

Abraham Valdelomar

Firma con el seudónimo de «Conde de Lemos» y colabora activamente en La Prensa y otras publicaciones. Una de sus mejores obras, «El caballero Carmelo» gana el concurso

organizado por La Nación en 1913. Publica su primer libro La Maríscala, drama histórico en un prólogo y seis jornadas.

Sus trabajos siguen ocupando lugar destacado en las páginas literarias de diarios y revistas: «Yerba santa», «Diálogos máximos», «Belmonte el trágico», «Los amores de Pizarro», «Verdolaga», dan muestras de su talento.

En 1919 acude al Congreso Regional de Ayacucho como diputado por Ica. En la plenitud de su vida y cuando mucho se esperaba de su talento, muere trágicamente el 2 de noviembre en esa ciudad.