Cerro Saraja

Leyenda del Cerro Saraja; se cuenta que en la ciudad de ica vivía una familia apurimeña, conformada por Orco wajcha pastor de tarucas, su mujer pankataya, y walli Sumac, niña huérfana que la pareja adopto para que los sirvieran en todo.

Como la cosecha de maíz no abastecía el consumo diario, Orco se dedico al arriaje y a la niña le enviaba por frutos del lugar o por leña para cocinar. Un día, la niña buscando leña, llego hasta el enorme cerro de arena, observo una hermosa laguna de aguas frescas y cristalinas, se acerco a refrescarse, cuando vio a una bella mujer con voz dulce con quien tuvo una breve conversación, contándole sus penurias. La dama la consoló y le entrego unas mazorcas de maíz y le aconsejo: “SI CUMPLES CON TODOS TUS DEBERES Y TE PORTAS BIEN, ESTAS SE CONVERTIRÁN EN ORO”. Indicándole que al llegar a casa guarde las mazorcas donde nadie las vea y a los cinco días se convertirán en oro.

Efectivamente se habían convertido en oro. Como toda niña inocente corrió a contarle a pankatalla. Ellos, cuando finalmente malgastaron todo el oro, sin darle nada a la niña, obligaron a la bondadosa Walli Sumac que fuera por mas. La niña temerosa regreso a saraja y contó a la dama encantada, la causa de su regreso, Indico a la niña, que le diga a sus tutores: “QUE VENGAN A LA MEDIA NOCHE DE LA PRÓXIMA LUNA LLENA , QUE EL CERRO SE ABRIRÁ Y ELLOS PODRÁN SACAR RIQUEZAS”, Pero la niña debía quedar afuera.

Finalmente un 17 de mayo, noche de luna llena, fueron a saraja. Al llegar el cerro se abrió estrepitosamente, se veían montones de oro y cruzaron el cerro. Apenas hicieron esto, se ollo un estruendo y salio un ser monstruoso, ordenandoles a sus engendros que los encerraran, los ambiciosos quedaron sepultados por el encanto de saraja.

Comentar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *